Aina Aguiló

¿Era equitativa la LOE?

Se dice que la LOE es formalmente equitativa. De hecho en los informes PISA, España, suele aparecer en los primeros lugares en equidad al ser uno de los países en donde menos influye el nivel socio-económico en el rendimiento académico de los alumnos.

Sin embargo la equidad podemos decir que es un concepto moral que podría consistir en dar a cada uno lo que precisa en función de sus condiciones personales, sin confundir la igualdad de oportunidades con la igualdad de resultados.

Los sistemas educativos deben garantizar la igualdad de oportunidades que significará permitir el acceso a una educación adecuada para cada escolar. Adecuada a sus condiciones personales, a sus capacidades y a sus talentos.

Por otro lado no debemos olvidar que una de las últimas tasas de Abandono escolar temprano es del 26’5% a nivel nacional. Las personas que se incorporaron al mercado laboral de trabajo sin una formación mínima, hasta que se produjo la crisis económica, podían encontrar trabajo no especializado y en condiciones precarias. Una vez instalados en la crisis fueron los primeros en perder el trabajo y probablemente serán los que más dificultad tengan a la hora de encontrar un puesto de trabajo por su falta de formación.

Es decir, quienes abandonan los estudios sin formación no tendrán las mismas oportunidades sociales que quienes sí disponen de ellas, que es, en definitiva, lo que se trata de medir a través de los índices de equidad.

El Sistema Educativo español hasta este momento ha producido una de las mayores tasas de abandono educativo temprano de Europa y de la OCDE por lo tanto es un sistema inequitativo, con independencia de los indicadores que utilicen para ello.

El Gobierno del Partido Popular consciente de lo poco equitativa que era la LOE cambio algunos artículos de la misma y así la nueva ley de educación la LOMCE intenta conseguir que los alumnos permanezcan en el sistema educativo flexibilizando trayectorias y adaptando los estudios a sus posibilidades.